Definitivamente las historias de amor son mas bonitas cuando son ajenas; eso es algo que ya he dicho en varias publicaciones y la verdad no creo equivocarme… y si no lo creen juzguen por si mismos esta descabellada pero hermosa historia.


EMILIA, UNA HISTORIA DE AMOR.


Era una mañana cualquiera del mes de marzo y Emilia recién había abierto su perfil en una red social de aquellas a las que acuden las personas por diferentes motivos, ese día compartió una hermosa publicación que no pasó desapercibido por quien se adueñaría de su corazón. Fue interesante recibir un caballeroso comentario en su perfil y la solicitud de poder saber más de ella, a lo que sin esperar respondió muy entusiasmada, algo que es poco normal.


Los días pasaron y lo que fue un simple saludo se convirtió en algo más, para ese momento ya habían intercambiado chats, llamadas telefónicas y sin darse cuenta, ambos se encontraban envueltos en la más romántica e idílica de las relaciones.  Su amor crecía de manera vertiginosa y las emociones y las ansias por encontrarse se hacían apremiantes; el tan anhelado día llegó un 2 de enero y todo fue: una locura... corazones a punto de reventar, miradas interminables, besos infinitos y la mayor sensación de felicidad.  El es el más dulce, gentil, interesante, cautivador y mágico caballero, y por otra parte esta ella, un poco loca, soñadora, inquieta, bohemia, idealista, romántica y con la personalidad de una niña: absolutamente creativa.


Después de ese 2 de enero los planes entre ellos no pararon de darse para poder encontrarse de nuevo, pero el destino es una cosa loca y el universo suele jugar malas pasadas; así que las peleas no tardaron en llegar, la frustración de no poder compartir mañanas y noches era cada día más marcada, hasta el punto que mandar todo al carajo parecía la decisión más razonable, tal y como ocurrió en tres oportunidades.  ¿Pero cómo decirle al amor cuando es verdadero que todo debe acabar, que no vale la pena por él luchar?  Eso es casi imposible que ocurra cuando el amor nace y crece tan puramente.


Así que después de todo lo que les he contado, Emilia, un día decide tomar las riendas de esta loca, idílica y apasionada relación ...con una determinada misiva que contenía la pedida de mano a los padres de su amado, la cual dice así:


 
PEDIDA DE MANO

Señores padres de mi amado, debo confesarles el verdadero motivo de esta misiva y es que no puedo aguardar más tiempo para expresarles la naturaleza de mis sentimientos por su hijo.

Se que ustedes no deben conocer de mi existencia y yo de ustedes solo se que son los padres del hombre que llena mis días de amor desde que abro los ojos hasta que los cierro, del hombre que hizo de mis noches y mis días uno solo, del hombre que con un susurro de su voz estremece mi alma y seduce este loco corazón.
Este loco corazón que sueña volver a sentir su palpitar tan cerca del mío que parezcan uno solo y así dedicar cada día de lo que le resta de vida para amarlo, cuidarlo y hacerlo tan feliz como jamás lo ha soñado.
Entiendo que se preocupen de lo que tenga para ofrecerles como dote por el amor de su hijo y solo puedo garantizarles que poseo el amor de mis besos, las letras que se escapan a versos,  los sentimientos que brotan como manantial de mi pecho, las risas y los momentos que le pinte con cada pensamiento.
Y es que los días serán pocos para vivirlos intensamente a su lado y las noches no me alcanzaran para amarlo, porque como ya les dije, él se encargó de hacer de mis días uno solo.
Amor, el más puro y sincero Amor... es todo lo que tengo para brindarle y con él les prometo hacerlo eternamente feliz.


Atenta a su consentimiento y por siempre de ustedes....Emilia.

PIA ARIZAL

Comentarios

  1. Wuauu...Valiente decisión de Emilia querida Pia, yo no digo que nunca lo haría, porque acá decimos que NUNCA DIGAS DE ESTA AGUA NO HE DE BEBER porque como bien dices el destino hace sus locuras y cuando nos atrapa nada podemos hacer por ello...Me encanta la historia hermanita...Habrá continuidad? Yo espero que si, me gustaría saber la reacción de él y claro de sus padres, preciosa entrada, llena de poética intensidad, gracias por compartirla, besitos miles hermosa...!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay que lindo comentario haces, pues la verdad no había pensado en darle continuidad a esta bella historia... pero pensándolo bien, sería muy divertido que Emilia nos transmita un poco más de su bella y natural locura...
      Me divertí mucho imaginando esa cómica situación.

      Un abrazo enorme para ti hermanita.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog