NADA Y TODO PASA

Pasan los días y te detienes a reflexionar porque no duele, porque no sientes nada y te sorprendes al ver que lo sientes todo, quedando solo la rabia que origina la decepción.

Decepción de mí misma por haber errado donde sabía que iba a errar, por haberme permitido soñar una mentira, por permitirme creer que podría ser feliz, por haber creído y peor aún, por seguir deseando vivir aquello que me fue negado y es que si tan solo pudiese abrir las alas, alzaría el vuelo y cruzaría el cielo hasta llegar a …

Y es justo allí donde quedo presa del silencio, de ya no querer decir nada, de no escuchar nada, de no saber nada, de no querer entender nada y la rabia me invade cada rincón del alma y del corazón al ver que lo siento todo como en el primer momento.

Pia Arizal



Comentarios

  1. Hola querida Pia, yo creo que más que errar, más que soñar una mentira es que hay un corazón, un corazón, fuerte, mágico, palpitante y qué importa si ese sueño no se alcanzó? Muchos más esperan para ser tomados, se da un salto de fe...Y debemos sentirnos orgullosos de tener esa humanidad para no dejar de creer, por ello, te concedo una razón, la nada, esa nada que desea aniquilar nuestras esperanzas debe de ser nuestro todo, porque los "No" que hoy maldecimos mañana serán una nueva oportunidad , un "Si" que nos esperaba ansiosos desde mucho antes de ser concebido....Preciosas e intensas letras, me gusta cuando escribes así, con el corazón en la palma de la mano para recordarnos porque te buscamos y porque esperamos siempre a leer el blog de Pia, Felicidades hermnaita, preciosa prosa...!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola mi hermosa María del Socorro, mi hermana de letras y camino, me hace tanto bien leer este bello comentario que haces porque es más que oportuno.
      Tropezarse, caerse, equivocarse o errar en la vida nunca es grato y duele un tanto... en ocasiones quedas tan vencida y agotada que tiendes a no querer ya nada y de pronto haces un alto en el camino, miras para atrás y logras sonreír con pequeñas cosas que en algún momento te desbordaron de alegría... eso es lo que me ha pasado en estos últimos días y terminas rogando al cielo por otra oportunidad para no volver a errar.
      Hermana, este corazón cada vez late más en la palma de mi mano que en mi pecho.
      Gracias por ser y estar siempre acá.
      Un abrazote😘

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

QUE GANAS TENGO DE TENERTE