LOUIS. CAPITULO 6

En la vida de Louis como en la de muchas otras personas han habido momentos de quebrantos, de amor, de locura, de compromisos y promesas, sobre todo de PROMESAS… y no cumplir con ellas, no nos hacen malas personas, es solo que las condiciones cambian y por lo que hoy luchamos mañana puede ser motivo de sólo un recuerdo; por fortuna para Louis no fue así.


LUNES, 13 DE NOVIEMBRE 8:30 A.M
Ha pasado una semana desde que Buba le hizo llegar las reservas del viaje a Louis y para él no ha transcurrido un minuto en que no piense como hacer para abordar a Jacqueline y poder justificar salir de la ciudad por cinco días, sin que ella haga demasiadas preguntas, y la verdad es casi imposible ya que es una mujer que lo controla y averigua todo, hasta si visitó o no al médico por la tos que le dió en el invierno o el movimiento de las cuentas bancarias y el por que de las compras.

_ No importa, no importa simplemente no responderé a más preguntas de las que consideré necesarias. 

Era lo que se repetía una y otra vez sentado en su escritorio con las reservaciones en la mano; así que tomó valor y simplemente salió de su oficina.

_ Laura, me llamaron del servicio diagnóstico en el centro; por favor toma los pendientes que lleguen y los que no puedas solucionar, los dejas en mi escritorio, estaré de regreso para las 2:00 p.m

Su semblante era bastante serio y seco, aunque Louis siempre era amable en su trato.

_ No te preocupes, estaré al pendiente ….

Hace un especial frío en la calle, pero el cielo está tan azul y despejado como aquella mañana cuando se conoció con Marianne.  El sol brilla intensamente pero no calienta y el viento recorre la calle congelando todo lo que toca, pero aún así siente la tibieza de su recuerdo.
Louis sube a su coche con un pensamiento que solo espera estar en intimidad para salir de su boca.  

_ Ahhhh, ella cree en ti quizás como yo nunca lo logre hacer y recuerdo que me decía que era fácil hablar contigo y que tú siempre respondes cuando se te busca… por favor, solo escúchame y dime si debo hacer este viaje o no, muéstrame el camino a seguir, no permitas que me equivoque, no esta vez.

El sonido de un mensaje en su móvil lo distrae de su petición, es Laura.

_  El mensaje: Tu solicitud para ausentarte los cinco días fue aprobada.

_ Ja,ja,ja, esto no puede estar ocurriendo, definitivamente eres tan eficiente en tus respuestas como Marianne me lo decía.

El rostro de Louis resplandeció sobrecogido por la aprobación de su permiso y porque de una u otra manera todo esto tenía que estar ocurriendo por una razón y es que todo parece estar conspirando a su favor.   
Mientras conduce a la agencia de viajes, recuerda el pequeño apartamento que reservó para su viaje con Marianne, esta ubicado en un bello barrio colonial en un primer piso y tiene un bello balcón que da a un patio interno lleno de flores y una fuente en el centro de él; dentro hay un acogedor sofá debajo de la ventana que da a la calle y desde donde se puede ver la alcoba… le resulta gracioso este recuerdo porque nunca fueron allí pero para él es como si hubiese ocurrido, cada broma, risas, juegos, Marianne preparando el chocolate que él no deseaba beber y las noches sentados en aquel balcón con dos copas de vino, acompañadas de jamón, queso y mil historias hasta el amanecer.
Por fin llega a la agencia, donde Angela aparta aquel lugar de sus sueños desde el viernes 24 hasta el martes 28 de noviembre. Todo estaba hecho.


JUEVES 23 DE NOVIEMBRE, 8:00 P.M.
Jacqueline llega a casa después de un extenuante día de trabajo; los niños están en la sala viendo la tele cuando deberían estar listos para ir a la cama, les da un beso y sale en busca de Louis.

_ Hola amor, los niños deberían estar acostados ya, tienen colegio mañana.

_ ¡Llegas tarde!

_ Si, debía dejar todo listo y adelantar algunas cosas para la semana próxima, ya te había dicho que tomaría unos días de descanso en la casa de mis padres.

_ Aja, lo recuerdo, es por eso que los niños están despiertos, mañana no tienen colegio.

_ No entiendo, ¿Qué tiene eso que ver con mi viaje? ¿ y esta maleta?

_ Se me presentó una situación de trabajo que debo atender y mañana también salgo de viaje, por lo visto los dos coincidimos, así que los niños se quedan en la casa de mis padres.




_ ¿Por qué no me habías dicho nada? _ Su tono se escuchaba molesto e inquisidor, a lo que Louis responde con un beso en la mejilla y una cortante respuesta.

_ Me lo informaron hoy, es una decisión de la directora, un asunto de último momento y me pidió que me hiciera cargo, así que debí aceptar.

Jacqueline guarda silencio mientras se alista para ir a la cama.

_ ¿A qué horas sales?

_ Al mismo tiempo que tú.

VIERNES 24 DE NOVIEMBRE, 7:30 P.M
La noche anterior para Louis fue algo tensa y en la mañana los afanes de ambos por salir, alistar a los niños y dejarlos en casa de los abuelos no les dió lugar para hablar, pero Jacqueline se veía totalmente molesta y Louis sabe que no debe pasar mucho tiempo más con ella porque sería el inicio de una discusión donde ella lo va a preguntar todo, así que obra rápidamente.

_  Amor, no puedo llevarte al aeropuerto porque debo dejar primero los niños en casa de mis padres y mi vuelo sale media hora antes que el tuyo.

_ Creí que hablaríamos de camino para el aeropuerto.

_ No, no hay tiempo… además no entiendo de que debemos hablar, yo solo tengo un viaje de trabajo... igual te ibas a ir de descanso a casa de tus padres, no veo el por que de tu molestia, desde anoche estas de mal genio y no deseo discutir, debes aprender a no controlarlo todo siempre.

Le da un beso, se despide de ella, le desea un buen viaje  y sale con los niños.

_ Quizás alcancemos a vernos antes de abordar.  _ Le hace un guiño, sonrie y se va en el taxi que ya lo esperaba fuera del apartamento.


SABADO 1:45 A.M
Ya es de madrugada, Louis se siente tan feliz. Están en un acogedor bar latino, no han parado de reir, hablar, coquetear y provocarsen entre baile y baile.  El no se cansa de contemplarla con sus ojos, el brillo de las luces en su cabello oscuro, ese vaporoso vestido blanco que deja desnuda su espalda, su risa, su hermosa sonrisa… ¿ Cómo podía ser tan bella?
El lugar era tan estrecho que debían bailar entre las mesas obligando a que sus cuerpos estuvieran tan juntos que no pudieran evitar ser presa de la seducción a la que incita la música y los estragos del licor; fue justo cuando Louis la tomó por la cintura y la beso con pasión… ella por su parte se entregó totalmente a ese momento que estaba viviendo, nada de lo que era su vida le importaba, solo estaba él, no podía creer cuanto lo amaba y deseaba.

_  ¿Nos vamos ya?

Ella lo miró a los ojos mientras lo besaba y con una sonrisa le indicó que ¡SI!
Al salir de aquel sitio llovía copiosamente, Louis la cubrió con su chaqueta y ambos corrieron entre las angostas calles de piedra hasta ese hermoso lugar donde se hospedaban; estaban a pocas calles de él.
Solo fue llegar y abrir la puerta entre risas y miradas pícaras para que los besos y una competencia de manos afanadas los despojaran de sus ropas húmedas.
No hubo un solo centímetro de sus cuerpos sin ser recorridos con deseo, amor, pasión, locura, complicidad...hasta caer vencidos por el cansancio.
Louis se quedó en absoluto silencio mientras la abrazaba y pensaba que esta era la más deliciosa aventura que había tenido, todo lo que vivió la noche anterior con Jacqueline, tan molesta, había valido la pena, este momento ya era inolvidable y solo era el primero de los cuatro días restantes, nunca se arrepentiría.

SABADO, 9:15 A.M.
Louis todavía duerme cuando una voz lo saca de su sueño.

_ ¡LOUIS!

_ ¿Esa voz? es ella… Marianne… ¿Qué he hecho? ¿Jacqueline? ¿Qué horas son? ¿No he llamado a Jacqueline?

Da un salto de la cama, toma su móvil, no tiene llamadas.

_ !Cielo¡    ¿Qué te pasa?   

Louis no entiende muy bien lo que ocurre, esta algo confundido… Era su voz, puede jurar que era su voz.

_  Nada amor, solo creí que se me había hecho tarde para ir a la oficina, no recordé donde estábamos.

Ella le sonríe y con unos pequeños golpecitos sobre la cama lo invita a regresar.

_ No, no estamos en casa, gracias a ti este ha sido mi mejor descanso, créeme,  me puedo acostumbrar a vivir así. Todo ha sido tan maravilloso y saber que llegué a creer que te escaparías con otra mujer, que tonta fui. ¿Me perdonas?

Louis se queda absorto por aquel bizarro momento y no entiende muy bien lo que acaba de ocurrir y recuerda breves escenas de su noche donde era la sonrisa, el cabello y los movimientos de ella. Todo era tan extraño.

_ No, no tengo nada que perdonarte, además anoche realmente fuiste otra mujer muy diferente, así que si, si me escapé con alguien más.

Ella sonrió y él la besó con ternura.

FIN



















Comentarios

  1. Esta historia me atrapó desde el primer capítulo, por un momento creí que Louis iba hacer realidad su historia de amor con Marianne, una lástima que no fuera así, no me esperaba este final.

    ResponderEliminar
  2. Ay qué lastima...Pero cómo llegó Jacqueline a esa cama si Louis iba a con Marianne....!!! Es una lastima que no haya logrado su sueño...Pero....siempre hay un "Quizás" hermoso relato hermanita...Gracias por compartirlo,espero muy emocionada la continuación, besitos miles hermosa...!!!
    😚😚😚

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida hermana y amiga Maria Del Socorro Duarte, solo puedo decirte que no me fue fácil darle el final más apropiado a la historia de Louis, por una parte lo imaginé dejándolo todo para recuperar a Marianne... tenía ese final escrito, no imaginas cuanto amor, pasión y locura hay en ella para él, pero por otra parte no quise apartarme de la realidad que a él le cobija, pues tiene una esposa que nunca dejó y unos bellos hijos, así que preferí a un Louis más prudente y cerebral; es por eso que Louis prefirió tratar de llenar ese vacío dándose una oportunidad con Jacqueline tal y como soñó hacerlo con Marianne.
      Claro que debo confesarte que en mi corazón veo a Louis llegar donde Marianne y sorprenderla en medio de la calle con un: ¡Hola, princesa!
      Esperemos a ver si esta decisión que él tomó le permite un "Quizás"
      Queda a la imaginación de cada uno.
      Un besote hermosa y gracias por acompañarme a cada momento y compartirme tus comentarios.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

QUE GANAS TENGO DE TENERTE