LOUIS. CAPITULO 1
Las historias de amor casi siempre son mas bonitas, románticas e idílicas cuando se ven desde afuera en las vidas de los demás... bueno, al menos ese es mi caso.

Hoy les contaré la historia de Louis, un gentil y dulce caballero atrapado en una encrucijada entre el amor y el olvido, entre el perdón y el odio, entre morir o vivir su miedo.

Todas las cosas que pasan, siempre ocurren por una razón... así que nadie llega por casualidad a tu vida pero tampoco nada pasa porque si.

CAPITULO 1: LA IRA

"Si tan solo la hubiese tenido frente a mí en ese momento,
la habría tomado por sus brazos 
y con absoluta furia le habría gritado que la odio,
cuanto la odio, aunque se que mis lágrimas me habrían delatado."
LOUIS

Martes 26 de septiembre, 9:05 a.m., Café de la Playa

Es un pequeño salón de té, café ... un lugar poco concurrido en horas de la mañana, aunque en la tarde esta casi siempre lleno, sumergido en tantas voces como humo de cigarrillo es posible.   Para Louis, se ha vuelto un lugar de encuentro con sus pensamientos, un lugar para escapar donde nadie lo encuentre, siempre pide lo mismo: un café para recordar y un cigarrillo para consumirse su recuerdo; cabe decir que el café siempre se queda servido y de ese recuerdo, solo las cenizas.

Louis solo lleva allí 5 minutos, tiempo suficiente para sentarse, quitar su bufanda, doblar las mangas de la camisa y sacar un cigarrillo que no deja de golpear suavemente sobre la mesa, mientras en la otra sostiene un viejo encendedor que aprisiona con dolor. 

De la nada se escucha una voz con un tono burlón, es su íntimo amigo, su hermano mayor.


_ Para ser tan pequeño hablas demasiado fuerte y haces demasiado ruido.

_ Disculpa!!! Qué dices? Estoy en silencio!! Estoy solo!! Acaso no lo ves?

_ JaJaJa... eso veo, pero tus pensamientos se escuchan desde el otro lado.

_ De qué te quejas? como yo no digo nada del torpe ruido que haces al caminar, Buba.

_ PE-QUE-ÑI-TO..., sabes que me molesta que me digas así!! Aún no logro entender porque siempre me dices así, sobre todo si estas molesto.

_ Y cómo mas podría decirte?  Eres grande y torpe.

_ Ya veo, estas de malas... Déjame adivinar, piensas en ella nuevamente.  Qué esta pasando contigo Louis?

La mirada de Louis se quedó fija en la mesa sobre la que apoyaba sus manos y sin querer apretó sus dientes y un soplido salió por su nariz envuelto en el humo del cigarrillo. 

_ Ya es hora que la olvides mi pequeño hermano.

_ Sabes algo? La odio!!  No hallo la manera de olvidarla.

_ La odias o la amas?

_ Mis sentimientos por ella son tan oscuros como tu piel Buba... La odio!!!

_ Solo porque me lo dices tú, te creo, de lo contrario pensaría que la amas.   Ya han pasado 4 meses desde la última vez que le hablaste, nunca me has dicho que pasó ese día, nunca dices nada de ello.

_ Ese día?  Ese día lo odio porque la odié a ella, la destruí, la maldije.

Un denso silencio se hizo escuchar en ese momento y ambos amigos se miraron a los ojos.
Louis se veía vacío, desolado, triste, perdido.

_ Por qué hiciste eso?

_ No pude evitarlo, la rabia me consumió... ella tiene ese poder, logra que el amor y el odio confluyan en mí con solo una frase y ese día me hizo sentir como cuando tú  quieres irritarme..., me sentí pequeño, tan impotente, tan estúpido; y así sin más ni más, las palabras fluyeron y una tras otra se hicieron mas crueles, más perversas, más dañinas... 

_ Y ella? ella qué dijo? 

_ Ella solo me dijo:  "Louis qué te poseyó, me das miedo"... después de eso entendí lo que había hecho pero ya no pude parar, no podía verme débil.

_ Entonces ya no la pienses más, te haces daño.

_ No puedo, es imposible!!!

_ Por qué no puedes? nunca la tuviste, nunca viviste con ella, no tienen hijos, nunca le hiciste el amor...bueno, eso es lo que me has dicho... o acaso mentiste?, y es el deseo de volver amarla lo que te obsesiona?

_ No, nunca la hice mía porque cuando la tuve frente a mí solo quería mirarla y aprenderme de ella cada gesto, escuchar su voz, su risa y disfrutaba cada movimiento de sus manos al hablar... me gustaba el aroma que dejaba al caminar y ver su cabello hermoso despeinarse con el viento.

_ Debe haber algo más que eso, debió pasar algo mas que eso, para que estés como estas.

_ Si,claro que paso algo más... un beso, ella me dio un beso, un beso hecho de veneno que me esta matando lentamente.

_ Cuéntame, quiero entender de lo que hablas.

_ Se me ha hecho tarde y debo recoger los niños... Qué te parece mañana?  

_ Esta bien,será mañana en la tarde y lleva contigo una botella, nos veremos en la playa después de la oficina.

_ Hecho!!!



Continuará...

Comentarios

  1. PRE-CIO-SA Entrada querida Pia....No cabe duda que como dice una canción:
    "Dicen que los hombres no deben llorar
    por una mujer que ha pagado mal
    pero yo no pude detener el llanto,
    cerrando los ojos me puse a llorar"....Si, los hombres también sufren y también lloran sólo que es un sufrimiento escondido,porque la sociedad malamente les ha enseñado que no deben flaquear,que no deben caer....Bellísima historia hermanita,ya espero muy pronto el siguiente capítulo,besitos miles hermosa....!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias +Maria Del Socorro Duarte, es verdad lo que dices sobre el sufrimiento por amor que pueden llegar a vivir los hombres... en esta historia Louis tiene mucho aún por descubrir y contar... solo puedo decirte que él es ese príncipe azul que no es tan azul, ni tan sapo... El no es el personaje de un cuento, pero si el protagonista de una verdadera historia de amor perfecto...
      Un abrazo hermosa!!!
      Me hace muy feliz tenerte en mi blog.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

QUE GANAS TENGO DE TENERTE