INOCENTE REFLEJO
Somos el reflejo o más bien la sumatoria de muchos reflejos.
Somos el reflejo de nuestros miedos, sueños, dolor, amor, llanto, alegría, risa, generosidad, egoísmo, cobardía, valor, arrogancia, soberbia, humildad, terquedad, reflexión, ignorancia, entendimiento y un sin número de sentimientos, emociones y situaciones más… y si juntamos todos estos reflejos que alimentan nuestro ego en un solo cóctel de incertidumbre y miedo, obtendremos un resultado susceptible de ser detonado por la impotencia del que mucho quiere hacer y no lo consigue, quedando a un paso de la furia y la ira; esa ira que nos obnubila haciéndonos perder de manera temporal la capacidad de razonar y ver con claridad el dolor y las heridas que no son propias.


Cuántas veces una simple palabra, una coma en el lugar incorrecto, un tono de voz inadecuado o simplemente el silencio no guardado, pueden detonar en dos seres que se aman una guerra a muerte?, sin prever que toda guerra trae consigo la muerte del inocente.


INOCENTE REFLEJO
Eres mi bello sentimiento que alimenté a diario
con una broma y su risa desencadenada.
O con un simple saludo y una dulce palabra.
O con el silencio incomodo tras una tierna mirada.
O con el frío de una mano tímida que busca ser resguardada.

Recuerdas cómo empezó todo?
Tú estabas tan lejos, yo estaba tan sola,
el viento rugió, la tempestad se precipitó.
Tu miedo afloró y al silencio increpó.
Mi herida sangró y mi dolor gritó.

La razón se obnubiló,
el desconcierto al orgullo izó.
Las palabras invocaron a la discordia
y el caos reinó.

El silencio a la prudencia no encontró,
la ira al amor colonizó.
el caos de tu dolor al amor los ojos le cerró
y a tus oídos ensordeció.

Mi voz no te alcanzó
y la tuya con furia retumbó:
“No te deseo nada...nada bueno, solo eres fachada"

PIA ARIZAL

Comentarios

Entradas más populares de este blog

QUE GANAS TENGO DE TENERTE