Empezaría esta historia, como empiezan los cuentos de hadas, diciendo: "Erase una vez..." y terminaría con un: " y fueron felices para siempre"...pero no puedo, así no termina nuestro cuento, nuestra historia.

¿ERASE UNA VEZ?

Era una cálida tarde del 4 de diciembre, yo iba desprevenida, absorta en mis pensamientos, cada paso que daba estaba lleno de soledad y de una falsa alegría que disfrazaba la tristeza que embargaba mi corazón; mis manos en los bolsillos, mi rostro al viento y cada paso se cruzaba uno delante del otro, de pronto, de la nada se tropezó tu mirada con la mía que esquiva te ignoró y sin poderlo evitar te buscó de nuevo en medio de la gente, mis ojos no encontraban donde ocultarse, mientras una sonrisa se me escapaba juguetona del alma, mis pies se hicieron torpes y mis manos parecían un par de aves enjauladas dentro de los bolsillos y aunque no lo creas mi corazón gritaba: corre, corre, corre...lo que nunca dijo es si debía correr a tus brazos o muy lejos de ti.

Y es que él,  mi corazón,  te había reconocido y sabía que volvería a perder, que tú ganarías nuevamente, porque ahí estabas de nuevo, parado frente a mí,  haciendo gala de tu seguridad,  tu orgullo, tu altivez, tu vanidad y con gran derroche del que gana antes de iniciar el juego, me miraste y sonreíste tan seguro de si mismo.

Como pudiste ser tan cruel de mirarme y sonreír así y nada más, como lo hiciste en aquel día, en esa otra vida, donde como un ladrón te escabulliste entre mis sentidos, impregnando tu aroma, tu calor, tu pasión en mí, dejándome detenida en el tiempo.

Y hoy, tiempo después me dices: Pienso en ti todos los días,  extraño tu sonrisa..

Como te atreves!!

Pia Arizal

Comentarios

  1. Wuauu....Qué bella y profunda tu tinta querida Pia....Pocos comprenden que hay mujeres que cuando amamos se nos va el alma,que sencillo es para un amor tirano jugar,disfrutar,enamorar,lastimar y después hablar como si nada,será....que nadie les enseñó a amar o vivir con honestidad...?Para que nos enamoran si luego nos van a dejar...Sin embargo,queda la certeza de saber que nuestro corazón amó y se entregó limpiamente....Que somos débiles,si,pero también fuertes,lo suficientes como para levantarnos y volver a amar,incluso con mayor intensidad....Que bellas letras hermanita,gracias por compartirlas,besitos desde mi alma y corazón...!!!

    ResponderEliminar
  2. Tus comentarios como siempre son hermosos y motivadores.
    Tienes toda la razón, para algunas personas, tanto hombres como mujeres, van rompiendo corazones y destrozando sentimientos como si nada; sus egos y vanidades superan la ternura y tesoro de un buen y honesto amor, solo importan ellos... pero que más da, finalmente quien pierde no es el que ama y se entrega, sino el que no ve mas allá de su propio reflejo.
    Un abrazote con todo mi corazón hermanita querida.

    ResponderEliminar
  3. Que sopresivo y sorprendente puede llegar a ser, "una caza de amor "...
    Cuando se va con ese sentir de estar atribulado , el entorno puede reprentar el escenario
    perfecto para la " caza "..
    La turbulencia, la niebla y la vulnerabilidad predisponen...
    Un placer saludarte y leerte
    Pía Arizal.. Bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Raul, que perfecta manera de definirlo:" un caza de amor", me encantó lo que escribes y sí, tienes razón, el entorno puede reprender el escenario perfecto y nuestra vulnerabilidad ser el verdugo encubierto.
      Gracias por llegar amigo mío.

      Eliminar
  4. Qué fácil es dejarse llevar, una mirada, un gesto, un detalle.... pero todo esto se encuentra en nuestros sueños, en nuestros anhelos, y es una lástima que el corazón sufra por algo pasajero, solo deberíamos sufrir por un amor verdadero, por algo que valga la pena pelear. Nuestra asignatura pendiente es la inteligencia emocional, el querernos a nosotros mismos y cuidarnos en nuestra propia vulnerabilidad.
    Me ha encantado Pia el relato, me gusta la sensibilidad con la que escribes.
    Un abrazo bien fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que alegría tenerte en mi blog querida amiga y si tienes toda la razón nuestra vulnerabilidad a los deseos, anhelos y destellos de sentimientos que produce un corazón indefenso nos lleva a sufrir por situaciones y personas que no lo merecen.
      Un abrazo grandísimo desde mi tierra.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

QUE GANAS TENGO DE TENERTE